Atención telefónica:

Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 21:00

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2015 JoomlaWorks Ltd.
Miércoles, 03 Mayo 2017 20:12

El mercado negro de documentos de identidad DNI y NIE: ¿un tipo de fraude que preocupa realmente a los operadores online?

Written by

Una de las prácticas más perseguidos por las unidades de delitos telemáticos de las unidades de los cuerpos de seguridad del estado es la del uso fraudulento de documentos de identidad (DNI y NIE) en operaciones y contratos en internet. El sector del juego online no es ajeno a esta realidad que explicamos a continuación.
Varios medios se hacen eco estos días de una práctica que los operadores de juego -principalmente apuestas deportivas- remiten a sus respectivos departamentos de fraude ya que va en contra de los términos y condiciones de cualquier contrato de juego que une al operador con el usuario. Se trata  de cómo apostadores -normalmente dicen ser ganadores- se hacen con documentos de identidad (DNI o NIE) de personas a cambio de dinero para abrirse más de una cuenta con el operador.

Esta práctica no parece excesivamente grave y en artículos como el de La Informacion se parece justificar por parte de quien la practica cómo una forma de cubrise ante la facilidad con la que las salas de apuestas deportivas cancelan cuentas de jugadores ganadores. Es decir, una sala me cierra la cuenta porque gano muchas apuestas, pues voy a comprar un DNI a un vecino por 60 euros y me abro una nueva cuenta en la misma sala con sus datos... así podrá seguir apostando.
Este mercado negro de documentos oficiales que se denuncia en el artículo lleva asociado otras actividades fraudulentes paralelas que van mucho más allá del evidente delito de suplantación de documento de identidad. En otros sectores como la banca online o los servicios de luz, agua o electricidad, éstas practicas son habituales y perseguidas con bastante éxito desde hace años.

El principal motivo de realizar este fraude no es otro que aprovecharse de ofertas (por ejemplo tras la liberación de sectores como electricidad o gas) con las que los estafadores disfrutan de meses gratis de esos servicios. En el mundo del juego online se replica el mismo sistema y se buscan beneficios similares: normalmente estos estafadores se abren cuentas en varias casas de apuestas o salas de poker para realizar actividades cómo el abuso de bonos o el juego en equipo.

Más que el robo en sí de documentos, en el caso de Internet, lo más habitual es que se utilicen datos de DNI o NIE que la gente comparte en diferentes páginas web y que son accesibles a través de simples búsquedas en Google. Centrándonos en el sector del juego online, cabe decir que esta práctica es muy perniciosa en cualquier juego pero principalmente en poker y en apuestas deportivas  ya que es una forma de utilizar los bonos de bienvenida de forma fraudulenta. Normalmente las salas acaban enterándose.

La excusa de los usuarios que realizan dicha práctica fraudulenta es que las sala tienen una política de cancelación de cuentas muy agresiva contra los jugadores ganadores; o que prefieren jugar con una nueva identidad en las mesas de poker tras varios años usando su propia cuenta; pero la realidad es que es una práctica que normalmente acompaña a estrategias de colusión en poker (jugar con diferentes IP´s y ordenadores en una misma mesa de poker online, pero desde una misma ubicación y usando datos personales de DNI´s diferentes, para poder ver más cartas y tener ventaja jugando en equipo) o el abuso de bonos de bienvenida, consistiendo por ejemplo en apostar a eventos opuestos ("Rafa Nadal llega a la final del US Open" con una cuenta y "Rafa Nadal no llega a la final del US Open" con otra cuenta). De este modo se gana seguro y se cumplen las condiciones (rollover) para liberar el bono de forma más fácil.

En ambos casos, las salas tienen armas muy efectivas para descubrir el fraude y normalmente estos usuarios son descubiertos.

La suplantación "en familia"

Una práctica muy similar y que aparentemente está mucho más aceptada, pero realmente no es legal y se ha convertido en uno de los motivos más habituales de cancelaciones de cuenta, es el utilizar cuentas de juego -y por consecuencia los datos personales de DNI y tarjeta de crédito- de algún familiar o persona próxima como la pareja. En numerosas ocasiones las salas de poker descubren que el jugador que ha ganado una entrada para un evento presencial dice no ser quien corresponde según los datos que se disponen del nombre de usuario registrado en la sala. Por ejemplo, un jugador con nombre de usuario “manuela28” gana en un clasificatorio online una entrada valorada en 1000 euros para participar de un torneo presencial que la sala organiza. Al contactar con el usuario, registrado -por ejemplo- como Manuela García Guitierrez, mujer, 26 años, ésta dice que no sabe de qué le están hablando. Tras unas horas, se aclara la situación: una ex-pareja de Manuela llevaba varios años jugando con una cuenta de poker a nombre de ésta. Igualmente sucede cuando mujer o marido juega con una cuenta del respectivo cónyuge. En cualquiera de los casos mencionados anteriormente, los términos y condiciones de la sala prohiben este uso indebido ya que la cuenta debe coincidir.

Información Personal: algo que proteger

El uso indebido de documentos nacionales de identidad es una práctica perseguida en los sectores que ya hemos citado y de hecho una vez probado es considerado un delito penal por lo que las consecuencias pueden ser muy negativas para quien lo realiza. Estamos hablando de un delito de suplantación de identidad, y aunque en el caso del juego aparentemente la estafa es menor que por ejemplo una suplantación para recibir préstamos de entidades financieras o cobrar cierto tipo de seguros, lo cierto es que estamos hablando del mismo delito.

Last modified on Miércoles, 03 Mayo 2017 20:28