Atención telefónica:

Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 20:00

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2015 JoomlaWorks Ltd.
Martes, 13 Noviembre 2018 10:11

Casas de apuestas y juego online: la nueva heroína de los jóvenes

Written by

fuente: publico.es

La ludopatía es una grave adicción y su aumento está siendo proporcional por toda España. La mayor cantidad de locales de apuestas y el juego online esconden puntos en común en todas las comunidades: entrar en los barrios más perjudicados por la crisis y con las estrategias de marketing más agresivas.

“Lo que se está sufriendo en las casas y de forma online, en las grandes ciudades, es algo bestial, es impresionante. Y no solo en televisión. Estás navegando con el ordenador y las ventanas emergentes de publicidad de apuestas es avasalladora. Se entra sin darte cuenta, empiezas con poco y se cae muy rápido”. Es la advertencia de Julio, que llegó al juego por sustitución de otra adicción anterior. Su opinión no es única, y recoge la preocupación con el que varios barrios de España viven el aumento de las casas de apuestas y del juego online, una verdadera trampa para los más jóvenes.

A finales de octubre, Tetuán se echó a la calle para exigir medidas urgentes. Los vecinos de la Comunidad de Madrid no piensan quedarse de brazos cruzados ante una situación que pone en peligro a sus familias aunque, por ahora, la administración parece hacer oídos sordos. La indignación va a allá, como se pretende hacer creer, de un mero juego: se expone a las personas a un peligro del que, luego, es difícil salir.

Una cuestión de salud pública

"Después de la generación perdida de los años 70 u 80, por culpa de la heroína, estamos haciendo una generación muy adicta al juego, es un peligro bastante grave"

La ludopatía es un trastorno reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sus consecuencias son alarmantes no solo para la persona que lo padece, sino para su entorno familiar y profesional. Desde tristeza, aislamiento social, absentismo laboral, disminución del rendimiento, hurtos entre familia o compañeros de trabajo, despidos… hasta el propio suicidio. Marta (nombre ficticio) trabajaba en una de estas salas y conoció el caso de un cliente habitual que por su adicción al juego perdió su trabajo, mujer e hijas, “hasta que un día lo encontraron muerto en su casa tras suicidarse. Me impactó mucho. Él era muy cordial, educado e introvertido”.

Vicente Arroyo, de la Asociación para la Prevención y Ayuda al Ludópata, reconoce que ha aumentado el número de asociados, de afectados que se acercan a su centro. “Son jugadores mucho más jóvenes que antes, sobre todo por el juego online y las apuestas deportivas presenciales. Después de la generación perdida de los años 70 u 80, por culpa de la heroína, estamos haciendo una generación muy adicta al juego, es un peligro bastante grave”. Arroyo alerta de las consecuencias que cada día narran sus afectados: personas endeudadas al máximo, familias pagando las consecuencias “desestructuradas por esas deudas, y problemas psíquicos, físicos y personales grandísimos”.

Julio empezó con las tragaperras por sustitución tras el consumo de sustancias. Pensaba que la apuesta, al no ser una sustancia, no le haría tanto daño. “El mensaje que me gustaría que quedara claro es que el juego es una adicción. Se dice de la cocaína, de la heroína, del alcohol, pero no de esto, y se tiene que considerar igual. El peligro es el mismo. Cuando eres adicto no controlas y haces lo que seas por consumir”.

La sustitución para los adictos es habitual, reconoce Julio. Otros optan por “el gimnasio, por el trabajo, cada uno de su manera. En el juego es habitual que la gente caiga porque no hay bar sin tragaperras”. Él intenta esquivar como puede la tentación del juego, y evita aquellos locales que lo incentivan. Para él, como para cualquier persona adicta, es complicado porque “el adicto siempre busca la primera sensación, las mismas emociones”.

“Cuando trabajaba en las salas he visto gente sin comer y sin cenar ocho horas seguidas de juego y a base de café. Dar golpes a la pared o en el baño, de pura desesperación y de arrepentimiento. O cuando cobraban el sueldo del mes y perderlo todo en 24 horas en apuestas. Yo dejé este trabajo porque me supuso muchas noches de insomnio. Llegas a hacer amistad con gente buena que está enganchada”, refleja Marta.

Objetivo: barrios azotados por el desempleo y la precariedad

En los últimos cinco años los locales han crecido un 300% en Madrid

Vayas donde vayas, siempre hay otra base común: la elección de las zonas donde están los locales de apuestas. “No tenemos cifras exactas de las casas de apuestas presenciales porque en sus datos, el Ayuntamiento de Madrid, agrega a la administración de lotería. Pero sí hemos visto el crecimiento de estos locales en nuestros barrios. Los distritos que más se quejan son Tetuán, Latina, Usera y Puente de Vallecas. En los últimos cinco años los locales han crecido un 300% en la región”, alerta Silvia González, responsable del Grupo de Trabajo sobre Casas de Juego y Apuestas de la FRAVM.

Arroyo, de Asociación para la Prevención y Ayuda al Ludópata, apunta que parte de las casas de apuestas están “frente a colegios. Hay calles de 80 metros donde ves cuatro salas. Es dinero fácil para grandes empresas que sirve para empobrecer a los pobres”.

Julio, en su lucha diaria, es consciente de ello y le da rabia que “no se está diciendo la verdad. Es un pozo donde se ahogan las frustraciones. Hay mucha frustración, desempleo, paro, empleo precario y este se cree que es un dinero fácil y no se dice la verdad”.

El caso de Madrid es el más paradigmático. “Son los barrios más vulnerables, en zonas con mayor paro y exclusión social. Los jóvenes buscan una forma rápida de consumir dinero. En zonas como Ciudad Lineal, Bravo Murillo o Tetuán, la renta no es elevada. En cambio, los tres distritos donde menos han crecido o han disminuido estos locales son el barrio de Salamanca, Chamberí y Centro”, apunta González. Desde esta lucha vecinal, han recibido una carta de Ordenación del Juego del Ministerio de Hacienda, donde les indica que no tienen competencias sobre el juego presencial, y remiten esta situación de descontrol a la Comunidad de Madrid.

Madrid, Extremadura y Asturias son las comunidades que han visto una mayor proliferación de casas de apuestas

Idéntica situación refleja Pablo Fernández, portavoz de Podemos en Castilla y León, quien apunta a las responsabilidades políticas: “Aquí proliferan las casas de juegos y de apuestas porque el gobierno del Partido Popular ha aprobado cinco decretos de forma unilateral, sin pasar por el parlamento autonómico, para facilitar la apertura de casas. Hemos presentado iniciativas para retirar esos decretos que afectan, sobre todo, a zonas deprimidas, causando un problema de salud pública. Hay que poner barreras al juego e invertir hacia sectores más productivos”, demanda.

“Tres de las comunidades que han visto una mayor proliferación de casas de apuestas son Madrid, Extremadura y Asturies. Esta es la Comunidad Autónoma en la que más se gasta por persona en apuestas. El auge afecta siempre a los barrios humildes, de clase trabajadora”, comenta también la diputada de Podemos por Asturies, Sofía Castañón. Hace dos semanas presentaron una moción en el pleno del Congreso para pedir un Decreto Ley “que no se quede como borrador en un cajón, que sirva para regular y para que las administraciones autonómicas y locales puedan actuar también ante esta adicción que está arruinando familias y destrozando vidas, cada vez más, las de las personas más jóvenes”.

 

Pasear por el resto de España ofrece idéntico resultado. Aumento de casas de apuestas deportivas en Sevilla, tras cambios normativos favorables; lo mismo en Murcia, con la mayor tasa de locales de este tipo en España; o Extremadura, donde ya se han tenido que exigir limitaciones.

Estrategias de marketing para picar en el anzuelo

Para atraer público no solo vale el aliciente del juego y del dinero, que por su propia dinámica impulsa una espiral de emociones que no llevan a ninguna parte. Tienen que aplicar una serie de alicientes. Por ejemplo, “el consumo de bebidas alcohólicas en sus locales. Las ofrecen gratuitamente para atraer público, y esto supone otro un problema añadido al del juego en sí”, apunta Arroyo. Marta recuerda que cuando trabajaba en esas salas, en ocasiones, se hacía la vista gorda con la entrada de menores o se saltaba la prohibición de no dar dinero a los ludópatas.

Otra estrategia es la de regalar apuestas. “El pagas 10 y te regalamos 20 hará que en el futuro existan ludópatas sin control y eso hay que tenerlo en cuenta. Es una publicidad engañosa, donde te dicen que puedes ganar y ganar y, al final, pierdes. Conozco gente que ha pedido créditos. Igual que con la droga, la gente se va enganchando. Cuando yo jugaba me daba lo mismo ganar porque buscas el subidón de adrenalina”, confiesa Julio.

Pero si algo se lleva la palma son los juegos online y sus estrategias de marketing. Ya en 2017, el Consejo Audiovisual de Cataluña informaba de la necesidad de regular todos los impactos publicitarios que se valen de ganchos como deportistas reconocidos o ídolos juveniles que promocionan estos contenidos o adecuar los horarios de la emisión de estos anuncios. Si algo caracteriza a esta publicidad es la agresividad de sus mensajes y los nombres propios, sobre todo futbolistas. “Las estrategias de marketing están dirigidas a los más jóvenes que eligen como protagonistas a sus ídolos, lo que contribuye a la normalización de la conducta y al deseo de querer ser como ellos”, concluye Irene Montiel, profesora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). De hecho, un estudio de Sportium señalaba en 2017 que el 75% de los equipos de la liga estaban patrocinados por una casa de apuestas. El resultado, más aumento de adicciones.

Aquí hay dos peculiaridades. Una, que no se ve, es que es la adicción donde más aumentan las mujeres porque “la parte online facilita el anonimato y eso hace que las mujeres se animen más, porque ellas reciben más sanción social por jugar”, explica Gemma Altell, directora técnica de la Fundació SURT. Aquí también interviene el marketing porque el juego siempre ha sido terreno de hombres y se refuerzan estereotipos. “Es un espacio masculinizado donde las mujeres se sienten prestigiadas si logran entrar en él, pero son censuradas si entran en la adicción. También se atribuyen conductas muy erotizadas a la mujer como fuente de los males del hombre, que usa sus armas femeninas para despistar a los hombres en el juego. Todo ese tipo de estrategias que dañan la imagen de la mujer”, denuncia Altell.

Y la segunda peculiaridad es que “hay más menores enganchados al juego online de azar que nunca, y si no hacemos nada para evitarlo, irá a más”, advierte Montiel, de la UOC. Entre las razones que llevan a ello está no sólo la elevada oferta. También la creciente accesibilidad a las plataformas de juego, la disponibilidad de dispositivos móviles, la publicidad y la ausencia de control eficaz. “La falta de una regulación estricta sobre la publicidad de estos juegos y de políticas que primen la salud mental de los menores sobre las ganancias de estas empresas, promueven el juego problemático”, subraya la profesora.

Si no se reacciona de forma urgente, a día de hoy, se están creando los ludópatas del futuro.

Last modified on Martes, 13 Noviembre 2018 10:38