Atención telefónica:

Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 20:00

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2015 JoomlaWorks Ltd.
Jueves, 07 Noviembre 2019 10:17

Podemos-Equo propone una nueva ordenanza que incluya la adicción al juego como un problema de salud pública

Written by

El portavoz del grupo municipal de Podemos-Equo en el Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés, ha propuesto la creación de una nueva ordenanza sobre actividades que atentan contra la salud pública en la que se incluya el juego patológico.

El portavoz de Podemos-Equo Zaragoza, Fernando Rivarés.

Esta es una de las trece propuestas elaboradas por Podemos-Equo ante el aumento de salas y casas de apuestas, que ha cifrado en 136 en todo Aragón, de las que 80 se localizan en Zaragoza, y que el 70 por ciento de los pacientes tratados por la adicción patológica al juego tienen entre 14 y 20 años.

Rivarés ha alertado de que el 'lobby' del juego hable de ocio y diversión, pero en realidad es un "negocio especulativo que se nutre de las pérdidas de los jugadores. Entre la defensa de la salud y de las arcas públicas hay que elegir la salud pública", ha opinado.

En rueda de prensa, ha desglosado las trece propuestas que además de la nueva ordenanza pasan por una moratoria de seis meses para que el Ayuntamiento no responda a las peticiones de licencias de casas de juegos hasta que haya un cambio normativo en el Ayuntamiento y legislativo a instancias de las Cortes de Aragón.

La primera propuesta señala que la ludopatía sea reconocida como un problema de salud pública y de inseguridad ciudadana. "Es esencial el reconocimiento oficial para sostener el resto de propuestas", ha precisado. Podemos-Equo pide al Centro Aragonés de Estudios para la Salud (ARCADES), que es público, que elabore un informe sobre la realidad del juego patológico en Zaragoza.

Asimismo, se reclama al servicio de inspección técnica de actividades que elabore otro informe sobre el funcionamiento de las salas y casas de apuestas al "intuir irregularidades". Declarar toda la ciudad zona saturada de salas de juego y apuestas es otra propuesta que se acompaña de "cerrar las que legalmente se pueda".

Fernando Rivarés aboga por aumentar las tasas e impuestos en un 50 por ciento para que se "dificulte" la creación de estos espacios de juego; la obligatoriedad de que en la normativa de concesión de licencia de actividad se exija un software a las empresas de reconocimiento facial para vigilar el acceso de los menores, los integrantes de la lista de autoprohibición formada por unas 2.000 personas con la consiguiente protección de datos y las que están en terapia con su consentimiento.

Igualmente, se pide al Gobierno de Zaragoza que revise las 80 salas de la ciudad ya que la última se ha concedido a una que llevaba operando tres años.

También, crear convenios como entidades como Azajer con una dotación que rondaría los 80.000 euros a partes iguales entre el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, y aumentar los recursos humanos y materiales del Centro Municipal de Atención y Prevención de la Adicciones (CEMAPA), que tiene una lista de espera de 9,5 semanas y el tratamiento estándar se sitúa en unos 18 meses.

La elaboración de un plan específico preventivo en las escuelas y en colaboración con las AMPAS porque el ciclo de iniciación a las adicciones comienza entre los 6 y los 7 años es otra de las medidas.

Asimismo, "la prohibición radical de la publicidad de las casas y salas de apuestas en todos los espacios municipales y urbanos y en los que se tenga relación jurídica", ha enfatizado Rivarés para citar el campo de fútbol de La Romareda o las canchas de baloncesto.

El conjunto de propuestas tendrían que comenzar a elaborarse este mes de noviembre por un grupo que aborde el aspecto técnico, social, político y jurídico para poder ponerlas en práctica, ha apuntado Rivarés para recordar que el pasado pleno se aprobó, por unanimidad, tomar medidas sobre estas casas de apuestas como unas distancias mínimas de ubicación a 300 metros de los centros educativos.

Al respecto, ha aportado el dato de que el colegio Pablo Serrano tiene un centro a 50 metros y los Escolapios a 15 metros porque la normativa habla de metros lineales y no de la acera de enfrente.

Finalmente ha comparado la adicción al juego con la adicción a la heroína en los años 80 para sentenciar: "el juego es la heroína del siglo XXI".