Atención telefónica:

Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 20:00

Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2015 JoomlaWorks Ltd.
Super User

Super User

Notice: Undefined property: JObject::$description in /var/www/vhosts/azajer.com/httpdocs/components/com_k2/templates/default/user.php on line 59
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

fuente: expansion.com

Casa de apuestas

El juego online en España comenzó a estar legislado en 2012, por lo que la trayectoria es corta pero su crecimiento es intenso.

 

En 2014, se jugaron 6.564 millones de euros, 964 millones más que en 2013 y 3838 más que en 2012, de los cuales 6.309 fueron premios y los 254 millones restantes son el GGR (Gross Gaming Revenue). Estas siglas aluden a la cantidad que retienen las casas de apuestas, sin embargo no son el beneficio porque de ellas hay que descontar los impuestos y los gastos. En los dos primeros trimestres de 2015 la cifra de las cantidades jugadas fue de 4.034, por lo tanto es probable que se supere la cifra del curso anterior y anote el cuarto año consecutivo en crecimiento. Por su parte el GGR ha alcanzado los 140 millones.

Otros dos indicadores que son bastante significativos son las retiradas y los depósitos, ya que aluden al dinero que los usuarios han extraído de sus cuentas y al que han ingresado. En estos seis primeros meses del año, la cantidad retirada ha sido de 253 millones, mientras que la depositada es de 381, probablemente gracias al aumento en el número de jugadores.

Con estos datos sobre la mesa asaltan numerosas preguntas, como ¿cuántos operadores con licencia hay?, ¿cómo se deben declarar los beneficios?, ¿cuántos impuestos pagan las empresas?, ¿cuál es el número de jugadores?, etc.

En los datos expuestos se incluyen apuestas, póquer, juegos de casino, bingo y concursos. Aunque estos dos últimos apenas llegan a sumar el 1% de todo el dinero apostado. Mientras, las apuestas son las más utilizadas ya que representan el 49’79% de lo jugado. Por su parte el casino, principalmente la ruleta, suma el 28’81% y el póquer, en su versión cash y torneo, acumula el 20’49% de lo jugado.
Los jugadores apuestan de media anual 1766 euros

Por otro lado, otro dato que continúa en crecimiento es el número de jugadores activos, se entiende por activo que haya realizado una apuesta al mes. En 2014 fueron 346.277 los usuarios que apostaron a través de internet, por lo que la media de la cantidad jugada es de 1.766 euros por jugador. Mientras que en estos seis primeros meses de 2015 los jugadores activos se han incrementado hasta llegar a los 383.212. Sin embargo, se puede decir que esta cifra continúa estancada, ya que sólo superó los 400.000 jugadores activos en septiembre de 2014.

Adicción al juego Candy Crash

El cerebro humano es débil y los creadores de Candy Crush lo saben. Más de 93 millones de personas dedican alguna parte de su día al videojuego desarrollado por la empresa King, que es tan fácil de jugar que es absurdo (consiste en agrupar tres dulces del mismo color), y tan adictivo que llamó la atención de la ciencia, que busca explicar qué es lo que lo hace tan irresistible.

Se estima que King gana unos US$ 800.000 por día por este juego, que aunque es gratis de descargar estimula a los usuarios a abrir la billetera para comprar vidas y trucos que les permitan pasar de nivel. Pero, ¿por qué gastar dinero real en un juego virtual, que al menos a simple vista no tiene recompensa? ¿Por qué es tan difícil dejar de jugarlo?

Según explica en un artículo el diario británico The Guardian, varios factores se combinan para crear la receta perfecta de adicción a los dulces digitales.

El primero es la simplicidad; no se necesita demasiado intelecto ni destreza para jugarlo. Además, los primeros niveles son fáciles de superar. Es decir, e juego te deja ganar con facilidad, lo que proporciona una fuerte satisfacción. Cada vez que se pasa de nivel, llega al cerebro una pequeña recompensa, que libera un neuroquímico llamado dopamina. Este llega al mismo neurocircuito involucrado en la adicción, lo que refuerza la acción. De hecho, la dopamina también juega un papel en el aprendizaje, fijando los comportamientos y "entrenando" a la persona para que los siga repitiendo, explica The Guardian. Por eso, si Candy Crush siguiera siendo tan fácil nivel a nivel, pronto se volvería aburrido. Pero no lo es. Los niveles son cada vez más difíciles de superar y la sensación de recompensa se vuelve más intermitente. Eso es, en gran parte, lo que hace volver al juego. Al cerebro le gusta ganar.

Esther Aguado Martínez.Esther Aguado Martínez. Presidenta de Azajer



 

  • PRESIDENTA
    ESTHER AGUADO MARTINEZ
  • VICEPRESIDENTE
    ANGEL ISLA
  • SECRETARIA
    MIRIAM GAÑAN AGUADO
  • TESORERA
    LIDIA ESPINOSA SANCHEZ
  • VOCALES
    1. MARÍA JOSÉ CLEMENTE
fuente: heraldo.es

Enganchados a las apuestas, a la droga... y ahora también a los teléfonos móviles. Los centros de tratamiento de adicciones de Zaragoza ya atienden los primeros casos por el abuso de las nuevas tecnologías. La mayoría son jóvenes que no pueden vivir sin su 'smartphone', y aunque de momento son pocos los casos, los expertos temen que irá a más.

Tratamiento adicción al candy crush en Aragón

En la sede de Azajer, la Asociación Aragonesa de Jugadores de Azar en Rehabilitación, son bien conscientes de esta nueva problemática. Su presidenta, Ester Aguado, asegura que “hay muchísima gente que está enganchada al móvil”. En sus sesiones de terapia, independientemente de la adicción que se trate, está prohibido su uso, y “muchos participantes sufren”.

De hecho, ya han atendido a personas adictas al teléfono, en muchos casos procedentes de las apuestas deportivas y el juego. “Hemos tratado a gente por el Cundy Crash. Cuando se quedan sin dinero apostando, se enganchan a estos juegos que son gratuitos”, explica Aguado. En primer lugar, “eliminamos los juegos del móvil gracias a una aplicación, que da una clave de acceso a la persona que hace el seguimiento” del afectado, normalmente un familiar.

fuente: eleconomista.es

El crecimiento del juego ‘online’ y la flexibilidad en cuanto a bonos gratuitos y premios que tiene, frente al juego tradicional, alarma a las asociaciones contra las adicciones y al empresariado nacional.

Los nombres de las empresas de juego online han acontecido como algo familiar para el gran público a través del patrocinio de equipos deportivos, anuncios con personajes públicos de renombre a cualquier hora a través de cualquier plataforma, o incluso, en la incursión en vivo en un programa deportivo donde la apuesta se torna como un elemento más del juego . Grandes empresas de juego han llegado a ser los patrocinadores principales de los equipos como el Real Madrid o el Milán, lo que evidencia la rentabilidad del negocio. La regulación de este sector ha supuesto un terremoto, tanto para el empresariado que ya vivía del juego presencial como para las asociaciones que tenían controlados los perfiles de posibles ludópatas, que han visto como todo el escenario que conocían ha cambiado repentinamente.

El juego presencial sigue siendo mayoritario, ya que significa el 80 por ciento del volumen de cantidades jugadas en España. Este engloba lotería nacional, quinielas, máquinas de apuestas, máquinas tragaperras, bingo tradicional y electrónico, Once y casinos, pero ha ido en descenso durante los últimos años. El último registro es de 2013, cuando movió 22.469,75 millones de euros -un 9,5 por ciento menos que en 2011-, a diferencia del juego online, que ha crecido un 58,5 por ciento en tan solo dos años. Si en 2012 las cantidades jugadas eran 2.727 millones, en 2014 se jugaron más de 6.546 millones, según datos de la Dirección General de Ordenación del Juego .

fuente: efe.com

loteria_navidad

La Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia (CNMC) ha advertido de que algunos anuncios, como los más recientes de la Lotería de Navidad u otros de operadores públicos, podrían “no ser admisibles” con la nueva regulación sobre el juego que proyecta el Gobierno. Estas apreciaciones las hace la CNMC en el informe que ha realizado sobre el borrador del proyecto de real decreto sobre comunicaciones comerciales de las actividades de juego y de juego responsable.

El borrador del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas establece numerosas condiciones y limitaciones a los operadores que condicionan el acceso y el ejercicio del juego, como la prohibición de publicidad en canales, medios, programas, webs y eventos destinados a público menor de edad o limitaciones horarias en los diferentes canales de comunicación.

Además, en el proyecto se regulan las condiciones sobre el contenido de la publicidad (limitaciones para la aparición de personajes famosos o de relevancia o notoriedad pública que tengan un atractivo para el público infantil o juvenil).

Competencia hace una valoración positiva sobre el texto, aunque alude a determinadas cuestiones “susceptibles de ser mejoradas”.

En el informe, el organismo público explica que el proyecto prohíbe las comunicaciones comerciales que sugieran que el juego “puede ser una solución o una alternativa a problemas personales, profesionales, financieros, educativos, de soledad o depresión”.

Y por tanto considera que al afectar las prohibiciones tanto a los operadores de juego públicos como privados “muchas de las campañas que se están emitiendo actualmente en radio y televisión tendrían encaje en estos supuestos, en concreto algunas campañas de Loterías y Apuestas del Estado y de la ONCE”.

La Asociación de Administradores de Juegos de Azar (ASAJA) propone a las autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas y al Ministerio de Salud, que se promueva una ley de exclusión y autoexclusión para todos los operadores de juegos de azar que operan en el país.

Antonio Alfaro, presidente de ASAJA, sostiene que los anteproyectos de ley que actualmente se discuten en la Asamblea Nacional, uno por la Comisión de Salud ‘N°021 que establece la prevención y el tratamiento de la ludopatía’ y en la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social ‘N°047 que establece la prevención y el tratamiento de la ludopatía en las salas de juegos de casinos y máquinas tragamonedas’ no contemplan la obligación de todos los operadores a que se afilien al programa de exclusión o de autoexclusión, que permite trabajar en la rehabilitación para ayudar a minimizar este trastorno, igualmente ninguno de los dos proyectos propone crear la infraestructura económica y profesional para ayudar a los enfermos.

Actualmente solo los miembros de ASAJA cumplen con este programa e impiden que las personas que están registradas puedan ingresar a los casinos. Al no existir una ley que permita la exclusión, ASAJA solo puede atender a auto excluidos. Está en manos de la comisión de Salud de la Asamblea Nacional trabajar en conjunto con los operadores para que se apruebe una ley consensuada para ayudar a estas personas‘, añadió Alfaro.

fuente: elrecreativo.com

DGOJ

La presentación  tendrá lugar el próximo día 14 de julio a las 12:00 horas en la Sala Echegaray de la sede del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El informe analiza la activdad del juego desde la perspectiva de los jugadores, dando respuesta a cuestiones del tipo”¿quién juega online”, “¿en qué juegos participan los españoles?”, “¿existe alguna relación entre los direrentes juegos?”, “¿cuáles son los hábitos de depositos y retiradas de los jugadores?”, “¿cuál es su nivel de gasto?” o “¿cuál es la relación con el gasto y la participación?”, … proporciona un valioso recurso sobre la realidad del mercado del juego online en España para el análisis de las medidas regulatorias en el desarrollo de las políticas públicas de lucha contra el fraude y de protección del ciudadano compatibles con una oferta proporcionada y viable del juego.

fuente: elpais.com

azajer_el_pais_01

“Me gasté 70.000 euros en dos meses; 4.000 en un solo día. En total, 130.000 euros”. Benito (nombre falso) no tenía ese dinero. Era la indemnización laboral de su padre. Miles de euros y de años de trabajo que se fueron evaporando en los 90 minutos que dura un partido de fútbol o los 55 segundos de una carrera de galgos. Tenía 24 años cuando hizo su primera apuesta, ganó y se enganchó. Ahora, con 26, acude dos veces por semana a una terapia de grupo en Zaragoza para los nuevos ludópatas: veinteañeros adictos a las apuestas deportivas, al póquer online, al bingo electrónico... El más joven del grupo tiene 19 años. No hay ninguna chica.

“Hace siete años, la mayoría de la gente que venía a pedirnos ayuda tenía entre 28 y 35 años. Ahora ese perfil ha bajado de los 18 a los 25 y muchos empezaron siendo menores”, asegura Juan Lamas, director técnico de la Federación Española de jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR).

Benito vivía solo en Zaragoza, donde estaba estudiando. Desde otra ciudad, sus padres le llamaban con las habituales preocupaciones - "¿Comes bien? ¿Estás estudiando para los exámenes?..."- ajenos al gravísimo problema de su hijo. "Mentía todo el tiempo. Decía que iba a clase, pero en realidad, estaba todo el día apostando. Dormía por las mañanas, a las cuatro de la tarde me iba al salón de juegos, a las máquinas de apuestas, y estaba allí hasta las 2 de la mañana. Consumía cocaína para seguir jugando, uno o dos gramos al día. Incluso allí mismo, porque las dependientas me dejaban. Luego me iba de juerga toda la noche...". Benito se fundió todos sus ahorros y todo el dinero que le enviaban para pasar el mes. Cuando se acabó, en dos visitas a casa de sus padres, donde guardaban el dinero de la indemnización, se llevó los 130.000 euros.

terapia_juego_en_azajer_aragon

Los padres y las parejas de los adictos acuden a terapia una vez por semana; los ludópatas dos. Al entrar, entregan un sobre con los recibos de todo lo que han gastado —tienen un presupuesto de cinco euros al día; 24 el fin de semana—, y una muestra de orina para descartar drogas.

Parte del proceso de rehabilitación, explica el terapeuta Rodolfo Andrés, consiste en averiguar qué les llevó a jugar, para intentar corregirlo o controlarlo. Benito empezó apostando a algo que conocía y le gustaba, el fútbol. "Yo soy del Barça, pero cuando apuestas, eso no importa nada. Luego empecé a apostar a cosas de las que no tenía ni idea: tenis, balonmano, voleibol, carreras de galgos, de caballos... Cuando ganas, te sientes importante. Ese dinero te hace sentir poderoso, más que los demás".

TESTIMONIO REAL DE VIDA DE UN JUGADOR

Comenzaré este texto como lo he hecho en tantas mañanas y tardes de terapia, presentándome. Mi nombre es Javier, tengo 34 años, aunque viviendo, realmente, serán unos 18 meses. Soy drogadicto y ludópata. Lo digo en ese orden simplemente por cronología, porque en le fondo todas las adicciones son iguales.

Cuando uno llega a la asociación suele ser porque le han pillado con el “carrito del helado”, le ponen un ultimátum y le exigen que cambie o se vuelve para casa de su madre. Ese fue mi caso.

droga_y_ludopatia

Considero que el fondo ya lo había tocado tiempo atrás, me estaba limitando a pasear por él, hasta que un día llamaron del banco para decirle a mi mujer que no le quedaba nada de dinero en su cuenta. Aún así, se me ocurrían 200 excusas y explicaciones inverosímiles por minuto para justificar esa falta de efectivo. De hecho, cuando ella me llamó para decirme que le habían “birlado” sus ahorros, yo salía de jugármelos en un salón. Pero hay cosas que son indefendibles. Cuando llegué a casa, con mi mujer delante, tardé del orden de 2 horas en confesar. Cuánto nos cuesta el afrontar las cosas como son, llamarlas por su nombre y echarle un par de narices a la vida. Estamos tan acostumbrados a mentir que se nos olvida lo fácil que es decir la verdad.

La imaginación de un adicto es realmente fascinante. Somos capaces de elaborar cualquier historia con objeto de salvar nuestro culo y seguir saciando nuestras necesidades. Hacemos gala de una memoria impresionante para ser capaces de cuadrar todas esas pequeñas y grandes mentiras sobre las que vamos construyendo nuestra vida. Vida que somos totalmente nulos para disfrutarla. Estamos en un universo paralelo al real. Vivimos por y para nuestra adicción, mientras los días, meses y años pasan… y seguimos sin tomar las riendas de nuestro propio camino.

En mi caso empecé a jugar bien pequeño. Ordenadores, consolas…era un mundo totalmente diferente. Dónde dándole a un botón o manejando un joystick eras capaz de ganar una copa del mundo o salvar a la raza humana. Esa adrenalina es parecida a la de la partida de rabino o mus en la facultad, en la que te juegas parte de los cuartos que tienes en lugar de estar en clase. Y se parece bastante a la “gustera” que llevas después de haberte metido unas cuantas rayas de “speed”. Y que decir de la emoción con la que ves un partido en el que te has jugado la nómina a que hay más de 3 goles. Pero de repente te quedas sin vidas en el videojuego, te cierran el rabino en la segunda vuelta, la pareja contraria lleva duplex y 31, llega el Martes y todavía no eres persona del bajón que llevas y resulta que en el partido sólo meten un gol y estás a día 3 y no tienes ni para un café. Todas estas sensaciones las he vivido mil y una veces a lo largo de los 15 años que llevo como adicto. Día tras día, año tras año. Era consciente de que lo que hacía no era normal, que seguramente tenía un problema, pero mientras vas drogado o estas jugando ese sentimiento lo entierras profundamente.