Atención telefónica:

Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 21:00

Lunes, 08 Mayo 2017 15:06

Australia prohibe la publicidad de apuestas en eventos deportivos

Written by

El jefe de Gobierno australiano, Malcolm Turnbull, anuncia la supresión en aquellos acontecimientos deportivos emitidos antes de las 20:30 horas.

La medida adelantada por el máximo mandatario australiano afectará a las emisiones por televisión, radio e internet.

Así lo comunicó el pasado sábado sumándose a la pléyade de noticias que han presidido este asunto en las últimas semanas, tras la adopción de diversas medidas por acuerdo de Gobierno federal y Estados.

Algunas de las medidas causan cierto asombro en la óptica española, donde la autoexclusión, por ejemplo, siempre ha sido un recurso reglamentado en las diferentes jurisdicciones autonómicas. Lo cierto es que ministros del Gobierno federal y de los respectivos Estados que tienen competencias sobre la materia alcanzaron la semana pasada un compromiso para desarrollar normas que pretenden salir al paso de brotes de alarma vertidos a la sociedad australiana y con el juego online como protagonista.

Las medidas prevén ser adoptadas progresivamente por cuanto requieren de una coordinación entre la Administración federal y la de los diferentes estados que componen Australia. Una de ellas tiene fecha: la creación de un Registro de Autoexclusión que posibilitará la auto prohibición de acceso a sitios de juego desde períodos de tres meses a incluso toda la vida.

Además, los sitios web autorizados quedarán vetados para ofertar líneas de créditos y aparentemente también bonus, ya que los operadores no podrán publicitar información de promociones que adelanten crédito.

Las empresas deberán suministrar declaraciones regulares de sus actividades al Gobierno federal, detallando las ganancias y pérdidas de sus clientes.

La iniciativa también se dirige a aquellos portales de juego online no autorizados por Australia, origen inicial de la preocupación política de sus autoridades. En ese sentido propone bloquear a los proveedores de servicios de internet y aquellos pagos procedentes de apuestas o ganancias obtenidas de portales fuera de la jurisdicción australiana.