Atención telefónica:

Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 21:00

Lunes, 20 Diciembre 2010 22:32

Testimonio de un ludópata

Written by

Quiero contaros mi experiencia, y si sirve para que a una sola persona le ayude a superara esta enfermedad, me alegraré mucho.

Pienso que la ludopatía es una enfermedad silenciosa y evolutiva, jodidamente evolutiva, avanza más rápido de lo que somos capaces de asumir, en i caso, no había jugado nunca a una máquina tragaperras, y a los cuatro años no había una maquina tragaperras a ala que no hubiera jugado.

 

Tengo 36 años; una pareja estable, una familia, un trabajo, una economía estable, amigos… más o menos una vida “normal”. Un buen día se descubre que soy ludópata, que llevo unos cuatro años jugando y que necesito ayuda para dejar de hacerlo ya que por uno mismo es imposible, (cuantas veces me proponía no jugar nunca y nunca lo conseguía).

El día que se descubrió se me cayó el mundo encima, recuerdo esa sensación de vergüenza, me sentí como una mierda; ahora todos se avergonzaran de mi, mi novia me dejaría, mi familia me rechazaría, vamos que todo el mundo me dejaría de lado: pero también estaba deseando que se supiera para poder empezar de cero, era mi forma de pedir ayuda. Recuerdo que mi padre me dio el teléfono de AZAJER, que había pasado pro delante de la puerta y lo había anotado para mí.

Llame muerto de miedo, me acojoné en la entrevista inicial, pero para nervios, miedo y vergüenza la primera vez que te sientas con un montón de gente en una sala y empiezas a hablar después de que todos se hayan presentado. Estas sensaciones van desapareciendo con el tiempo, a mí y solo me quedan los nervios.

Después de llevar varios meses en AZAJER (10 en concreto), las conclusiones que uno saca pueden ser diversas, pero con un claro denominador común; que una persona que es ludópata no es para nada una persona “normal” , y me explico: me bastaron pocas terapias para comprender que estaba en AZAJER no por ser ludópata, sino porque mi vida no era normal en absoluto, la ludopatía solo es la consecuencia.

Es duro darse cuenta de que tu infancia no ha sido tan normal , de que te has ido guardando detalles (en apariencia sin importancia) que han forjado tu personalidad, de que te ha faltado cariño y otro tipo de atenciones porque tu no eres igual que tus herraos/as , que nunca has reclamado el sitio que te correspondía, etc… también es duro darse cuenta que en tu trabajo no eres lo que pensabas, no el mejor in el más trabajador, …sino el tonto que no para de demostrar algo a la gente, aunque en el fondo sólo sierva para demostrarnos a nosotros mismos que no nos gusta lo que somos. Darse realmente cuenta de la vida que uno tiene es muy difícil; solo me lo he planteado desde que estoy en esta asociación.

En AZAJER te enseñan a esto, y aunque suene básico, tiene mucho mérito, ellos sientan las bases para que reconozcas y sepas afrontar tus problemas, que no es lo mismo que pasar de ellos o esperar a que se resuelvan solos, o los resuelvan los demás.

Creo que un ludópata ha sido una persona cobarde, incapaz de afrontar sus miedos, sus sentimientos, capaz de no hacer frene a ningún tipo de decisiones, bien absurdas o bien importantes, siempre por agradar; ese ingenuo pensamiento de caer bien a todo el mundo, alto totalmente imposible de alcanzar.

Hay veces que pienso lo bonito que sería borrar mi etapa de ludópata de mi vida, como si nunca hubiera pasado y seguir como si nada; automáticamente vuelvo a pensar: vale, no he jugado nunca, pero resulta que sigo teniendo la misma relación con mi familia, con el trabajo, con todo… tendría la misma vida pero sin ludopatía y seguiría siendo infeliz, sin jugar pero igual de jodido.

Solo me queda darle las gracias a AZAJER por mostrarme su apoyo y darme su ayuda, desde ha ce 10 meses me siento libre.

Last modified on Lunes, 10 Enero 2011 12:03