need someone write my paper http://aggs.school.nz/?education=cheap-custom-essay-papers Atención telefónica:

viagra kaufen apotheke rezeptfrei Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 20:00

Miércoles, 18 Abril 2012 08:45

Yo visite el infierno

Written by

Desde Julio de 1987 al 21 de Febrero de 2011, puedo aseguraros que yo visité el infierno, conviviendo día tras día con mi enfermedad: la ludopatía.

viagra wann billiger
Durante esos 24 años, perdí mucho dinero en las numerosísimas máquinas tragaperras en las que jugué. Pero además perdí otras cosas mucho más importantes: mi autoestima, el cariño hacia los míos, la paz interior (soy católico), la salud (me fumaba 3 paquetes diarios)… Sólo tuve un antídoto a mi ludopatía, el trabajo, al que me aferré con infinita pasión.

http://bavaria-media.de/?drogerie=viagra-generika-ohne-rezept-bestellen&c8e=7c
Pero cuando más sentía ese infierno era al llegar a casa con cientos, miles de manipulaciones, embrollos y mentiras... Esa careta de buena persona para justificar lo miserable de mi vida… Con todo esto a cuestas, me metía a la cama a disimular, porque dormir no podía.
Viendo que las deudas y los créditos podían llevarme a perder lo único que me quedaba, mi vivienda, pedí ayuda. Mi familia me ayudó a descubrirme y el 21 de Febrero de 2011 inicié mi programa de rehabilitación en AZAJER.

go

viagra online forum
A día de hoy, y después de 13 meses en los cuales he llorado más que en toda mi vida, gracias a  la estupenda colaboración  de mis compañeros de terapia y al apoyo formidable de mis terapeutas, he conseguido alcanzar el momento del programa en el que debo funcionar “sin normas”.
Actualmente soy otra persona, tengo cerebro para pensar y corazón para sentir. Eso me ayuda a diario a pedir perdón a mi mujer (auténtica heroína de mi recuperación) y a mis dos hijos.


Dedicaré lo que me reste de vida a devolverles lo que les he robado durante tantos años; en especial el cariño y amor que no les di en su momento. Cuento también para ello con mis dos ángeles de la guarda, mis dos nietas.


Y por supuesto, cuento con AZAJER, el verdadero motor de la curación de mi cerebro y mi corazón.

Last modified on Martes, 18 Septiembre 2012 10:03