Atención telefónica:

Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 20:00

Lunes, 30 Abril 2012 09:00

Acabe robando dinero de la empresa para poder jugar

Written by

Tengo 31 años y soy ludópata y drogadicto y no ha sido para nada fácil el llegar a comprenderlo y mucho menos a asimilarlo

Cuando llegué a azajer no entendía nada de lo que me estaba pasando, acudí a ellos en principio por mi mujer, porque la situación había llegado al límite y se había descubierto que yo llevaba años jugando sin que mi mujer, padres, hermanos y amigos hubieran sospechado nada.

 

Bueno claro digo al límite para mi mujer, ya que yo entonces no era consciente de mi enfermedad, es más, me costó varios meses quitarme y superar ese sentimiento de culpa que me atenazaba y no me dejaba ver que realmente yo solo no podía dejar de jugar, que necesitaba ayuda de personas expertas, de psicólogos, de terapia de grupo…y no creáis que no intentaba no jugar, pero me engañaba a mi mismo. Cada vez que jugaba me decía esta es la última vez, si, si, dios cuantas veces lo habré pensado después de una bronca con mi mujer y luego al rato o al día siguiente volvía otra vez, y otra vez y otra mentira para justificar el dinero perdido y a manipular a las personas que mas quiero inventándome mil historias para poder conseguir dinero, ahora veo que el dinero se puede devolver pero el daño y la desconfianza va a tardar mucho tiempo en curar.

Luego venían los remordimientos de conciencia, el insomnio, las peleas con mi mujer…a la cual llegué a anular completamente, incluso ella llegó a pensar que estaba liado con otra porque no era normal el dinero que me gastaba y yo cuando ya veía que no podía conseguir dinero entonces empecé a usar la tarjeta del trabajo, lo que me llevó a que al final me echaran también del trabajo. 

Recuerdo ese día como si fuera ayer, en el sofá de casa, llorando, insultándome a mi mismo, diciéndome que como había llegado hasta ese punto, que porque no había parado de jugar antes, que era un vicioso, que había defraudado a las personas que quiero y cuando llegó mi mujer a casa solo podía decir lo siento, lo siento, lo siento…

Tardé varios meses de terapia de grupo en entender que no era un vicioso, que no podía parar por mi mismo, que había llegado hasta ese punto porque lo que tengo es una enfermedad, que soy ludópata y que tengo que aprender a vivir con ello y no dejar que cuando tenga un problema, unos sentimientos que mostrar, una opinión que dar que no me los voy a guardar, sino que los voy a afrontar de cara que voy a ser yo mismo y no me voy a refugiar ni en el juego ni en las drogas pensando que con ello los problemas se van a solucionar. Que lo que mas importa ahora es que si estoy en terapia es por mi, que tengo que mirar primero por mi mismo, que no he defraudado a nadie, al revés, que hace falta ser valiente para plantarte delante de las personas que quieres y con la cabeza bien alta decir lo que me pasa y que por lo menos estoy afrontando mis problemas con gran esfuerzo y compartir todo esto con las personas que realmente quiero.

Sigo en terapia y poco a poco voy dando pasicos y de verdad os digo que lo mejor que podía haber echo cuando no entendía nada, cuando estaba hundido fue acercarme a azajer y comenzar la terapia de grupo porque se que si no seguro, seguro que seguiría jugando y drogándome, dar las gracias a todo el grupo de terapeutas y colaboradores y sobre todo a los compañer@s de terapia, enfermos como yo, porque en ellos he encontrado una comprensión y un apoyo el cual será muy difícil que olvide nunca.

Last modified on Lunes, 30 Abril 2012 09:34