Atención telefónica:

Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 20:00

Viernes, 25 Febrero 2011 08:57

Alfredo, alcohólico, padre y marido

Written by

El sistema terapéutido de Azajer, al ahondar en los conflictos personales que llevan a los afectados a evadirse con el juego o con cualquier otra adicción, sirve también para ayudar a enfermos de alcoholismo.

Recalé en esta asociación, supongo que como todo el mundo, a regañadientes. Tengo que dar mil gracias a los terapeutas y a mis compañeros.
Y una mención especial a mi mujer. Sin ella no sé qué hubiese sido de mi vida. Cariño, te quiero.
He estado a punto de perder lo que más quería. ¿Por miedo a la soledad? Seguro. ¿Por mi inseguridad? También.
No daba importancia a lo que me decían los que me querían. Los problemas de los demás eran más importantes que los míos.


No daba importancia al dinero y hacía las cosas por inercia. Sólo me sentía bien cuando me refugiaba en el alcohol. No tenía identidad propia. Hacía las cosas que me decían los demás por miedo al "qué dirán".
Levantar la voz era mi única manera de defenderme, sin saber que de este modo perdía toda la razón que pudiera tener.
El alcohol es un problema muy serio, y el alcoholismo que yo tengo es una enferdmedad.
Antes no sabía esar en un bar sin beber. Me buscaba cualquier excusa para ir al bar; mis ratos los pasaba allí solo.
Hoy sé que todos los problemas que se crucen en mi camino los tengo que resolver solo, sin ayuda del alcohol.
Ahora quiero vivir de otra manera. Quiero disfrutar de mi mujer y mi hija sereno, quiero hacerlas felices y yo también quiero ser feliz a su lado.
Me queda muchísimo que mejorar, pero como buen "maño" sé que lo conseguiré.
Muchas gracias a toda la asociación Azajer, desde el primero al último. Voy a sacar lo mejor de mí.

 

Last modified on Miércoles, 18 Abril 2012 08:44