Atención telefónica:

Mañanas: Lunes - Viernes de 9:00 a 13:00
Tardes: Lunes - Jueves de 17:00 a 21:00

Viernes, 25 Febrero 2011 09:16

Sexismo y ludopatía

Written by

Mari Carmen, una ludópata en rehabilitación, reflexiona sobre la consideración social de las mujeres que juegan.

¿Por qué una mujer ludópata está peor vista socialmente que un hombre ludópata? ¿Por qué la sociedad nos mira de distinta manera? ¿No tenemos el mismo derecho a jugar que los hombres? Hago estas reflexiones desde la perspectiva de una mujer ludópata, como soy yo. Me asombra que aquellos quienes abogan por la igualdad entre sexos nos juzguen de distinta manera.


Cuando entraba en las salas recreativas a jugar, me sentía observada y juzgada por los ludópatas masculinos; parecía que no tenía el mismo derecho que ellos a estar allí. Yo hacía lo mismo que ellos: jugar compulsivamente, moneda tras moneda, hora tras hora. Ahora bien, advertía que con sus miradas me decían: vete a casa con tu familia. ¿Cómo te puedes estar gastando el dinero de la comida? No tienes vergüenza. Pero... ¿Qué estaban haciendo ellos? ¿Acaso no hacían lo mismo que yo? Claro... Se supone que una mujer no tiene dinero, que no trabaja y se lo debe todo al hombre con el que convive. ¿Todavía pensamos así en el siglo XXI? Pues no es así. Hoy en día las mujeres también trabajamos y el dinero del que disponemos es nuestro.
Nadie se planteaba si el caballero que tenía jugando al lado de mí es estaba gastando el dinero de su mujer. A mí era más fácil juzgarme porque esta sociedad, lo queramos o no, sigue siendo machista.
A la hora de afrontar mi enfermedad... ¿Soy distinta a un hombre ludópata? ¿He cometido un delito mayor? ¿Acaso no somos todos enfermos y luchamos día a día por salir adelante?
Esta sociedad, con respecto a la ludopatía, es muy injusta. Para colmo, también es machista. Como mujer ludópata en un programa de rehabilitación, invito a una reflexión al respecto: deberíamos mostrar la misma actitud con las mujeres que con los hombres. Seguramente ayudaríamos a que muchas ludópatas como yo, que os aseguro existen, decidan dar el paso definitivo para afrontar su enfermedad.
Mari Carmen

 

Last modified on Viernes, 25 Febrero 2011 09:40